Categorías
Publicidad

vacas comiendo

Los alimentos contienen diferentes tipos de nutrientes. El saber sobre estos permite formar dietas para proveer a las necesidades de las vacas.

Una buena alimentación para las vacas debe incluir las proporciones adecuadas de distintos tipos de alimentos para que así obtengan un aporte suficiente de las sustancias que permitirán un buen funcionamiento del organismo de ellas. Durante el periodo de parto deben disponer de reservas energéticas suficientes para lograr cubrir sus necesidades. Todo tipo de organismo animal necesita diferentes tipos de nutrientes imprescindibles para el normal funcionamiento de su organismo.

El ganado de carne debe disponer de abundante agua buena de calidad en términos bacteriológicos y bioquímicos, al menos una vez al día.

Las vacas en pastoreo, beben un mínimo de 10 litros por día en invierno y hasta 45 litros por día durante el verano.
Las vacas reproductoras y los toros necesitan de unos 40 litros de agua al día. Estos son valores aproximados, ya que se puede disminuir el consumo de agua suministrándoles forrajes frescos (ensilados, rebrotes nuevos, etc.). Hidratos de carbono o azúcares: son alimentos con un alto contenido energético, como almidones, celulosa (fibra) y azúcares simples, útiles para el crecimiento y la actividad física.

El ganado de carne, (excepto el ganado joven), puede satisfacer sus necesidades de energía para mantenimiento, con los materiales fibrosos (henos y pastos sazonados), de mediana calidad, pero para el engorde, reproducción, lactancia y crecimiento, se precisan forrajes de mayor calidad, e incluso concentrados como los granos.El estado corporal está directamente relacionado con el suministro de energía en los distintos momentos del año ya que una subalimentación energética retrasará la 1ª ovulación en vacas. En cambio para las primíparas (vaquillonas), una subalimentación energética en invierno, puede traer fatales consecuencias.

Las vacas multíparas (con varios partos) pueden soportar un déficit de energía moderado en el periodo gestante hasta el parto cuando se hallan en un estado corporal mayor a 2.5. El límite de adelgazamiento es de un 5% del peso vivo, ya que pérdidas de peso mayores complicarán el retorno al ciclo.

vacas comiendo

Deja un comentario